Noticias

Blog > ¿Puede el marketing digital ayudar al impacto social de la producción científica?

¿Puede el marketing digital ayudar al impacto social de la producción científica?

La media del gasto de la UE en Investigación está en el 1,9 %; en Francia, Alemania, y EEUU entre 2-3 %; en los países escandinavos en el 3%; en Japón en el 3,5%.

En España se habla de la necesidad de una mayor sensibilidad social frente a la investigación, se solicitan mayores recursos, pero se pierde el principal objetivo de la investigación científica.

Para incentivar la investigación se necesita más cultura científica. Si los jóvenes universitarios pasan sus  años por los campus y crecen de espaldas a la investigación científica, se está perdiendo una gran oportunidad.

Las Revistas Científicas, especialmente aquellas que se desarrollan en el ámbito universitario, tienen en este sentido una enorme responsabilidad.

El problema de la ignorancia de la investigación científica no se limita a los estudiantes, sino también a los propios docentes.

Involucrar a toda la comunidad universitaria en el proyecto de investigación científico y su producción que subsiste dentro de una revista, es de vital importancia.

Las revistas de investigación científica no pueden encontrar un lugar  solo en las estanterías de las bibliotecas universitarias, ni ser consultadas  en la web solo por los propios investigadores para elaborar textos que acabaran también en otras revistas en los estantes de las bibliotecas, para incrementar el número de citas o la inclusión en índices.

Es apremiante rescatar la investigación científica de un sentido puramente utilitario de la investigación (ANECA, SEXENIOS…)

La investigación científica está en la base de la innovación. Incentivar la cooperación pública y privada, la colaboración entre universidad y empresa, es fundamental, pero sin crear el sustrato cultural necesario, es difícil que se desarrolle  un movimiento natural verdadero de crecimiento profundo del conocimiento, al margen de las subvenciones y de las políticas de fachada.

 

Traducir los resultados o comunicar los contenidos y dar a conocer las publicaciones,  a través de técnicas innovadoras y de los nuevos medios sociales, no es suficiente. La pregunta, al igual que ocurriría con cualquier acto comunicativo, es:

¿Cómo van a seguirme en twitter, en linkedin o en Facebook, en Academia.edu,  Mendeley o a visitar el blog si no saben que existo?

La difusión de la cultura científica debe ser apoyada por eventos, conferencias de profesionales relacionadas con los contenidos de la investigación. Además es importante la implicación de los universitarios en las actividades de divulgación científica, como por ejemplo la presentación de nuevos números de las revistas científicas. Hay que incentivar el trasvase de conocimientos y contenidos del ámbito de la investigación académica al ámbito universitario en general y al entorno social a través de acciones de marketing, la preparación de jornadas relacionadas, la creación de contenidos redactados en un lenguaje periodístico de difusión. Otras acciones deben acompañar a estas, como por ejemplo la creación de una plataforma colaborativa asociada a las revistas científicas en las que docentes y estudiantes puedan compartir sus inquietudes con investigadores y profesionales con textos y post cuyo denominador común sean  los contenidos propuestos en las revistas. De esta forma los estudiantes podrán elaborar los contenidos  como suyos,  en sus propias formas de expresión y moverlos en sus propias redes para crear una cadena, una llamada de conocimiento y acercamiento a la producción científica de las revistas dentro del propio ámbito universitario. Todas estas propuestas se deben encuadrar dentro de un único Proyecto de Comunicación anual cuya continuidad debe garantizarse para que la difusión de los contenidos científicos, dicho con expresión propia del marketing, se haga viral, para que la cultura científica sea contagiosa.



Colabora en los próximos números de Comunicación y Hombre
Data comunicación: data driven o human driven
Fecha de llamada final: Noviembre 2019
Ver call for papers del Nº 16
Infoxicación: El "horror vacui" del siglo XXI
Fecha de llamada final: Noviembre 2020
Ver call for papers del Nº 17